lunes, mayo 14, 2007

Sugus (2)

Ahora que ya había tramitado la cosa con los giles tenía que irse para el segundo pedido. Esperó a que doblaran por Meeks y salió él tambien para la avenida "avenida de nombre nomás, porque es más finita que sorete de gato". Apretando los dientes y con las manos en los bolsillos caminaba medio inclinado hacia adelante, puteando por el frío. Pasó por los boliches y los bares llenos de pendejos, saludó al trapero de traje y siguió dos cuadras más hasta el punto de encuentro. Era una cortada al lado de las vías, justo en la esquina había un consultorio odontologico. "Este lugar es relindo para esperar, no se porqué será pero el empedrado y el frío pegan". No se escuchaba nada. Corrió unas ramas de una libustrina y abrió un gabinete de gas vacío. Sacó una petaca plateada de adentro. Tomó.

-Les voy a ahorrar un poco de olor a bola a las chicas.

Susurró para asegurarse de que no tenía un pollo en la garganta, justo ahora que venían sus clientas preferidas. De nuevo se metió la mano en el slip y sacó las dos piedras que le quedaban. Se sentó en un cantero. "Si no fuera porque el único lugar que no te revisan los canas es la pija, la piedra de ellas no la llevaría así". Se las metió en el bolsillo de adentro del sacó. Le dio dos tragos a la petaca y el silencio era tan pronunciado que escuchó un afónico y constante tac tac tac. Alzó la vista y vio como los tacos golpeteaban rígidos de un apuro helado contra los adoquines. Se guardó la petaca en el bolsillo interno del Pierre Carden.

Hoy la Rubia venía con la petisa tetona del flequillo. La petisa tetona del flequillo era la unica que nunca le hablaba. Si bien las que arreglaban todo siempre eran o la Rubia o la Narigona, todas saludaban y hacían algun que otro comentario. Ella le tenia miedo. A él eso le daba una calentura tierna. El silencio es miedo y que te tengan miedo calienta. Un poco retorcido, sí. Como cogerse una mudita, que por más sincero que seas con la mina parece un abuso. Pero alguien se las coje...

Ella se paraba atrás de las amigas, se cruzaba fuerte de brazos apretandose las tetas (a lo mejor por eso parecía tan tetona) y miraba para abajo tapandose la mitad de la cara con el flequillo planchado mientras las otras arreglaban la transa. Le debería dar vergüenza tratar con el hampa. "Pero de algún lugar tenes que sacar porritos, nenita tetoncita flequilludita viciosita" De más está decir que era la que mejor lo calentaba de todas. Les sostuvo la vista sentado hasta que los tac tac tac pararon a dos metros de él. La Rubia se adelantó y la petisa tetona del flequillo se quedó parada atrás, mirando el suelo y asfixiandose las gomas con los brazos.

Cómo andás Fitito?
Bien Rubia, bien, cagado de frío nomás
La petisa tetona del flequillo tembló estrangulandose aún más
Ustedes, cómo va el Jardín?
Bien, como siempre. Con los nenes jodiendo viste, pero ya estamos acostumbradas. No, Vale?
La petisa tetona del flequillo movió la cabeza afirmativamente sin levantar la mirada. Él y la Rubia sonrieron.
Les traje flores
Ai, sos un dulce
Soy un caballero
No es un dulce, Vale?
La petisa tetona del flequillo sonrió mientras temblaba. Cada vez agachaba más la cabeza y cada vez se le asomaban más las tetas por el escote. Se rieron
Ustedes me trajeron los cien pesitos?
Ai, tan caballero no sos si nos vas a cobrar, che!
Y bueno... pero si querés te armo un par de onda
Ui dale

Sacó el D.N.I. del bolsillo, lo abrió en la hoja de cambios de domicilio y lo apoyó en el cantero. Desenvolvió la pelotita de papel metalizado y de la masa sacó un pedacito de arriba. Con paciencia artesanal movía la bolita entre las uñas del pulgar y el mayor, dejando caer migajas chiquitas sobre el papel. La petisa tetona del flequillo seguía todo con la vista y él exageraba los movimientos de su mano para maravillarla. Cuando terminó sacó una seda del bolsillo superior del saco y la llenó. Se paró sosteniendo la cánula y, mirando a los ojos a la petisa tetona del flequillo, lamió el borde. De un solo movimiento lo cerró y dobló las puntas detalladamente, como si le estuviera dando cuerda a un reloj. Mojó en su boca una de las puntas y le ofreció la otra a la Rubia para que haga lo mismo. Lo hizo como si fuera una pija "cómo debes petear, biarru" y lo guardó en su cartera. Él repitio el proceso con la misma pericia y le ofreció cerrar la otra punta a la petisa tetona del flequillo. La petisa tetona del flequillo dudó y miro a la Rubia que le sonreía. Entonces lo agarró con la mano izquierda temblando (parece que era zurdita ademas de petisita, tetoncita y flequilludita) y como dándole un beso imitó bastante torpemente el método de la Rubia. Se rió y se lo alcanzó a su amiga. La Rubia le dio la plata, él le dio lo que quedaba de la piedra.

Listo, Fitito
Cuando quieran de nuevo, ya sabés, ubicame en lo del Tano
Uu... me queda re trasmano. Escuchame Fitito, por qué no te comprás un celu? Así no sería tanto quilombo ubicarte
Ni en pedo. Esas mierdas suenan cuando no tienen que sonar y encima te las pinchan como si nada. No me prendo en esa boludez. Vos si necesitós algo me vas a buscar a lo del Tano, y si no estoy, le decís al Tano o a uno de los cabezones que andan ahí que sos la Rubia, que me buscas a mí y ellos te dicen dónde me podés encontrar
Bueno, o quei Fitito...
Lindas, mándenle saludos a las otras. Que la pasen bien
Vos tambiún que la pases lindo, Fitito
Chau
Bai

Sonaban los tacos, yendose por Pellegrini. Ya había cumplido con las entregas y sobraba tiempo para gansear por ahí. Ruta estaria con los otros encargos en Banfield y el Troilo en Lanús. La petisa lo había dejado bien caliente y los puchos se le estaban acabando. Venteó el frío un rato, se acostó en el cantero y se gallineó un toque pensando en las maestritas. "Estas son todas re trolas, y los giles van y le dejan los pendejos, sin saber la de porro que pegan en la semana y la pija que pasa por ahi. Eso nadie lo piensa. Me gustaría saber cuantas mamás primerizas le dejarían el pibe a estás flacas si supieran". Fumaba el último.

Senior.
Se paró y quedó duro. Un rati.
Todoenorden?
Todo tranquilo
"La puta madre, el bolsillo y la reputa que lo parió"
Esto es propiedapribada. Levántese y circule porfabor
No se preocupe oficial, ya me voy

El cana dijo que sí con la cabeza y se fue. Siguió por Pellegrini, por donde se habían ido las maestritas
La re puta madre que los re mil re parió.
Estaba muy caliente. Cómo podía ser tan pendejo. Ni a Ruta que es un borrego lo podían encontrar así, manoteándose acostado en un cantero. Había zafado de culo. Estaba enojado y excitado. Sólo tenía un remedio para eso. "Putas"

7 comentarios:

Cáncer de ¿qué? dijo...

¿Viste el post que te dediqué?

está abajo del poema de mi Amada, que seguirá en la portada como mascarón de proa-en alemán Paradepferd.

Me encantaría que me dieras el dinero para el libro, soy un ratón de biblioteca pobre comouna rata de albañal y jamás me publicaron nada-salvo en Confesionario II o traducciones (amigas)de lo ajeno.

Pero como con el sexo no iré contra mis principios y no pagaré para que me editen, que mediten los editores nuevamente su decisión.

No soy antisistema, sino un fracasado: querría ser rico, bien burgués asimilado y con el éxito de Andahazi o Caparrós. ¡Ayudame!. Voy a abusarme vampíricamente de tu joven sangre chocolatada.

¡que sigan los éxitos escriturarios y no le des pelota al celoso de Isil, hasta que no me lo coja no va a dejar de idealizarme!

J la Rata dijo...

Guau! no tengo idea de que habla ¡el chabon de cancerdeque' pero me da mucha envidia que te hable como a un amigote...

Bueno, sigue copado, mantenga el ritmo, y lo de "pero alguien se las coje va para el grandes momentos del 2007". O te tiro un elogio laisesiano: esa idea es muy buena para que se te haya ocurrido a vos, a quien se la plagiaste?


lo otro ya te lo dije.

Ah, si "avenida de nombre nomás, porque es más finita que sorete de gato" está un poco forzado, pero supongo que no tengo que decirtelo, es medio jodido intercalar discurso de parole en medio de una narracion en 3ra persona.

Se vemooo
-J.

Cáncer de ¿qué? dijo...

Este J la Rata ¿no será J la mujer que escribió la Biblia según Harold Bloom?.
Avisale por favor que a él también lo considero un amigo- o un demente afín, como a vos-y que le acabo de dedicar a él un post para que no se ponga celosa: http://cancerdeque.blogspot.com/2007/05/el-doble-problema-sentido-por-el.html

Anónimo dijo...

¡Hola! Mi nombre es Marcelo y he creado un blog llamado Intercambio de Links que se propone formar un club donde sus miembros intercambien enlaces para así aumentar las visitas de todos los blogs y también los lectores. Actualmente el blog cuenta con 25 miembros y sigue creciendo. Si te interesa, te invito a que pases a conocerlo. Te mando un abrazo.

Intercambio de Links
http://intercambiolinks.blogspot.com/

cieguito dijo...

esperando sugus (3)

guadalupe dijo...

eze
lo leí el otro día y me colgué
no sé por qué mierda me estoy disculpando


me gustaron un montón de cosas! de las cuales ya tenía la primicia pero no importa:

me gustaron cosas como "se gallineó";
genial las pequeñas referencias a los lugares;
me encanta lo que él piensa para adentro, "Les voy a ahorrar un poco de olor a bola a las chicas".
hay porro, polipolicías, gatos, boliches...
la jerga de calle sale como tiene que salir bien y bien exagerada (que no lo considero poco)!
y encima, lo que lo hace new,
me gustaron las seños de jardín infantes que se porrean, seños gatos;
los errores de ortografía de los nabos de turno;
la petisa que traba los brazos y levanta las tetas;
es como un comic de aventuras. esto debería ser un comic policial.
se tendría que llamar poliladron. jajaj no poliladron no. chistón!.
lo mejor de todo: la del armado. [a mí una vez me levantaron maaaaaal así, es de cancheros y chicosmalosdecalle]
pero lo del comic es enserio!
y a ver qué pasará con el trolerío... (esa vanessa)

Mizelmar dijo...

Creo que es la primera vez que puedo decir que me gustan los sugus. En fin, ando más prosaico que de costumbre hoy día.

Saludos.
Gastón.