viernes, diciembre 31, 2010

Cuántos poemas más

Pasaron más de treinta
aunque desde hace poco cuentan
antes los urdí
tramposo
para seducirte
para calentarte
para enternecerte, para enamorarte,
otros fueron aullidos
pero estos son para sacarte
de a poco
de mí.
Me acuerdo de la última vez
que lo necesité;
varios meses, pero en perspectiva
¿diez poemas? ¿dos legibles?
En un mes de negación pude más de veinte
y algunos más me esperan
antes de soltarte.
Todavía cuando escribo estos versos
imagino que te los voy a comentar
la próxima vez que vaya a tu casa a comer;
necesito que ese simulacro
cese
que se busque otra cosa
porque esta cabeza
precisa un recreo.
Venimos de más de treinta
dijimos
más de treinta fútiles poesías,
quedarán en las antologías
personales y de amigos,
los recordarás alguna vez
como los delirios
de aquel novio poeta,
te acordás
qué divertido
dónde andará...
Brindemos por su fracaso rotundo
demostrando una vez más
el lugar de los versos,
el lugar de la derrota,
porque la historia la dictan los ganadores
pero la pluma la sostienen los perdedores.
Festejemos su soberbia insolente
y toleremos a estos que vinieron a borrarte;
todos les deseamos
un final mejor
que el de sus antecesores
sean quince
treinta
ochenta y siete, ochenta y ocho
malos poemas,
abracemos su mediocridad
su ahinco descerebrado
su paciencia
que queda mucha tinta
pero ya no alcanzan las horas
para despedirte.

2 comentarios:

Drodro dijo...

"Porque la historia la dictan los ganadores/pero la pluma la sostienen los que sobreviven."

Fixed

Inush dijo...

Me gustó mucho!
salut,